Lo barato puede salir caro en los países emergentes

La sede de Alibaba, cuyas acciones algunos consideran una excelente inversión a largo plazo. ENLARGE
La sede de Alibaba, cuyas acciones algunos consideran una excelente inversión a largo plazo. PHOTO: ALIBABA GROUP HOLDING LTD./BLOOMBERG
En momentos en que los mercados emergentes sufren los embates de una de las peores oleadas de ventas de valores en años, algunos inversionistas rescatan lo que pueden de las ruinas, convencidos de que el amplio desplome de las acciones y los bonos ha dejado al descubierto oportunidades poco comunes para comprar a precios de liquidación.
La lista de compras incluye bonos mexicanos, bancos filipinos y empresas de Internet chinas. La clave, dicen, es ser selectivo: aunque las ofertas abundan, muchos creen que los peligros también acechan.
La estrategia dista mucho del enfoque de inicios de la década, cuando los inversionistas metían a todos los mercados emergentes en el mismo saco. Era un momento en que las políticas de estímulo de Estados Unidos y un crecimiento económico de China superior a 10% elevaron los activos de los mercados emergentes.
“Esos días quedaron atrás”, sentencia Jorge Mariscal, director de inversión en mercados emergentes de la unidad de gestión de patrimonio de UBS Group AG, que administra US$1 billón en activos. “Las diferencias entre países simplemente son demasiado grandes”.
Los riesgos quedaron de manifiesto el domingo, cuando el Banco de Pagos Internacionales, un consorcio de bancos centrales con sede en Basilea, Suiza, advirtió en un informe sobre varios puntos conflictivos en la economía global.
“No estamos viendo temblores aislados, sino la liberación de la presión que se ha acumulado durante años a lo largo de fallas importantes”, dice Claudio Borio. El economista jefe del organismo apunta a una posible desaceleración de la llegada de fondos a los mercados emergentes, lo que podría dificultar que esos países financien grandes acumulaciones de deuda en dólares, incluyendo deuda corporativa que ha crecido con rapidez en los últimos años. El alza del dólar encarece la financiación de la deuda denominada en la moneda estadounidense.
“Los datos revelan cierta bifurcación en la liquidez global, con una particular debilidad en el crédito hacia China, Rusia y hasta cierto punto Brasil”, resalta Borio. Mientras tanto, la cantidad de préstamos denominados en dólares a deudores en países emergentes, excluyendo bancos, se ha prácticamente duplicado desde 2009 para superar los US$3 billones.
En este entorno, Mariscal aboga por un enfoque quirúrgico para buscar activos que, en su opinión, han sido injustamente castigados por la reciente ola de ventas que ha reducido casi un cuarto del valor del índice de mercados emergentes de MSCI en los últimos 12 meses.
Entre las acciones que le gustan figuran algunas empresas de Taiwán, que han sido golpeadas por la caída de los precios de las materias primas y temores de un enfriamiento en China, a pesar de que muchas están estrechamente vinculadas a la suerte del sector tecnológico de EE.UU. También le gustan los bonos soberanos de México, que ofrecen un retorno alto relativo a la calificación de grado de inversión del país.
Años de tasas de interés a niveles inusitadamente bajos en EE.UU. y programas de estímulo monetario en Japón y posteriormente en Europa llevaron a inversionistas a buscar mejores rendimientos en las economías emergentes, donde los intereses son más altos. Los mercados emergentes también se vieron beneficiados de años de crecimiento superior a 10% en China, cuya economía desató una alta demanda de materias primas. Entre 2004 y 2014, el índice de mercados emergentes de MSCI se más que duplicó entre 2004 y 2014, a medida que la llegada de efectivo impulsó los precios de las acciones y otros activos.
En momentos en que la Reserva Federal de EE.UU. se prepara para subir las tasas de interés por primera vez en casi una década, el dinero está saliendo de estos países a un ritmo alarmante, lo que ha arrastrado las acciones, las divisas y los bonos. Al mismo tiempo, China ha perdido fuerza, lo que ha deprimido los precios de las materias primas.
De todas formas, algunos inversionistas detectan suficientes ventajas como para que el riesgo valga la pena. “La ola de ventas ha presentado una oportunidad”, afirma Kurt Umbarger, quien ayuda a administrar unos US$8.000 millones como especialista de cartera de renta variable global de T. Rowe Price Group. “La clave es ser selectivo e ir despacio”. El fondo ha aumentado sus posiciones en mercados emergentes entre 1% y 2% en los últimos meses, incorporando acciones como las de BDO Unibank en Filipinas, un país que ha seguido creciendo con vigor, anota Umbarger.
Otros inversionistas se han alejado de las acciones para concentrarse en bonos soberanos de economías emergentes.
Aunque las monedas de países como Brasil y Rusia se han devaluado en los últimos meses, sus abundantes reservas en moneda extranjera hacen que una crisis sea poco probable, afirma Gorky Urquieta, codirector del equipo de deuda emergente de Neuberger Berman, que supervisa cerca de US$6.000 millones. “Gran parte de las malas noticias ya han sido incorporadas en el precio”, agrega.
Además de mantener posiciones en bonos soberanos de Brasil y Rusia, Urquieta ha sumado deuda soberana de Colombia. Los bonos de este país han sido víctimas de la ola de ventas, pero sigue siendo atractivo gracias a la fortaleza de sus instituciones y a una calificación de crédito de grado de inversión, indica.
Unos pocos inversionistas de largo plazo se han aventurado en el mercado de acciones de China, que hace poco sufrió un período de agitación. El Índice Compuesto de Shanghai ha perdido 40% desde su máximo de junio. Las valuaciones son “significativamente más atractivas hoy que hace un año”, señaló Krishna Memani, quien administra más de US$200.000 millones como director de inversión de OppenheimerFunds. A Memani le gustan empresas de Internet chinas, como Alibaba Group Holding Ltd., cuyas acciones han descendido más de 30% desde septiembre de 2014.
Las diferencias en las valuaciones entre las empresas chinas como Alibaba y sus contrapartes estadounidenses, como Amazon.com Inc., son “asombrosas”, dice Memani. “Si su horizonte de tiempo es de tres a cinco años, la opción de los mercados emergentes es muy, muy atractiva”, asevera.
—Brian Blackstone contribuyó a este artículo.

Brasil anuncia plan de austeridad para capear crisis económica

Brasilia. Brasil anunció este lunes un nuevo plan de austeridad para intentar capear la crisis económica, pero que arriesga aumentar la ira de la población contra la debilitada presidenta Dilma Rousseff.

Tras haber perdido el sello de buen pagador a manos de la agencia Standard & Poor's y sumergida en una recesión, la séptima economía global "cortará la carne" del gasto estatal, como dijo el ministro de Hacienda Joaquim Levy, para evitar que Moody´s o Fitch sigan el mismo camino que llevó a la deuda de Brasil a la categoría de bonos "basura".
El plan consiste en postergar ajustes salariales y contrataciones del sector público, eliminar 10 de los 39 ministerios, reducir mil empleos estatales y recrear un viejo impuesto a las transacciones financieras.
También contempla recortes quirúrgicos en el sensible terreno de los programas sociales en vivienda y salud, la marca de fuego del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda, en el poder hace 12 años) y uno de los pilares del boom brasileño que sacó a 40 millones de personas de la pobreza.
¿La meta? Pasar del actual déficit fiscal primario de 0,5% del PBI para el año próximo, que le hizo perder el sello de buen pagador, a lograr un superávit de 0,7%, lo que implica conseguir 64.900 millones de reales (US$17.030 millones) más de de los previstos inicialmente.
"Son reducciones importantes que involucran a los funcionarios públicos de manera significativa, el funcionamiento de la máquina" del Estado, precisó Levy en una rueda de prensa.
Pero antes de salir del papel algunas de estas medidas deberán ser aprobadas por el Congreso, que ha actuado con rebeldía a las propuestas del Palacio de Planalto.
El presidente de la cámara de Diputados Eduardo Cunha, principal enemigo de Rousseff en el Legislativo, consideró insuficiente el "seudocorte" anunciado y estimó "poco probable" la aprobación del impuesto financiero.
"El Gobierno está con una base muy frágil (...). No será ahora que va a conseguir pasar un aumento tributario", lanzó.
________ 
Un futuro sombrío 
Pese a que Rousseff ya había ordenado cortar 21.600 millones de dólares del presupuesto de este año, y ahora agrega al ahorro otros 6.800 millones, el panorama es oscuro.
El propio Gobierno espera una contracción del PBI de 1,8% en el 2015, según la última cifra actualizada el lunes, mientras el mercado es menos optimista: prevé una caída del PBI de 2,55% y que la recesión se arrastre durante todo el 2016.
La crisis golpea en todos los frentes y derrumbó a un dígito la popularidad de la sucesora del presidente Luiz Inacio Lula da Silva, apenas siete meses después de haber iniciado su segundo mandato. 
Acorralada por la recesión, el desempleo y la inflación crecientes, así como por las sospechas de corrupción que salpican a su partido y a su Gobierno por un festival de fraudes en la estatal Petrobras, Rousseff redujo progresivamente la meta de déficit fiscal hasta que este mes presentó al Congreso un presupuesto en rojo.
Fue la gota que colmó el vaso para los mercados, que le retiraron la confianza.
"Hay medidas que son bien impopulares (...) y afectarán el apoyo que el gobierno Dilma aún conserva especialmente en las clases más bajas", dijo a la AFP el economista independiente Felipe Queiroz.
"La austeridad es anunciada para el mercado y para mantener el superávit como quieren las agencias de calificación, pero eso va a contraer aún más la actividad económica y no afecta la condición estructural de la inflación, que no bajará", añadió.

Fuente: AFP

¿En busca de nuevo CEO? tres aspectos claves a tomar en cuenta

Elegir y contratar a un nuevo CEO para una organización es un proceso complejo. Y es que para encontrar al líder que llevará en sus manos las riendas del futuro de la empresa se debe reducir al máximo el margen de error en su elección, explica el man partner de la consultora Cornerstone en Perú, Diego Cubas.
¿En busca de nuevo CEO? tres aspectos claves a tomar en cuenta
(Foto: Getty Images ) 
“La mala selección de un CEO podría ocasionar pérdidas inimaginables en una empresa e inclusive llevarla al declive, pues se trata del principal responsable de lograr resultados sostenibles de acuerdo al plan estratégico, guiar y unir a todos los colaboradores bajo un mismo objetivo y conseguir que todas las unidades y áreas funcionen de manera coordinada", detalla. Por ello, el ejecutivo señala que hay que tomar en cuenta tres fundamentos para este proceso.

CAPACIDAD DE GENERAR VALOR
En el proceso de selección de un nuevo CEO se debe evaluar la capacidad de los candidatos de generar valor. Para ello, se analizarán sus competencias y potencial para actuar en situaciones similares o cambiantes y dinámicas. "Un CEO debe generar ventas, incrementar utilidades, reducir costos, expandir la empresa a otros mercados, estar preparado para afrontar crisis potenciales, entre otros", explica Cubas.
AJUSTARSE A LA CULTURA ORGANIZACIONAL
Para evitar la incompatibilidad entre los postulantes a esta importante posición, se sugiere corroborar si los aspirantes encajan en la cultura organización de la empresa o el estilo de liderazgo del directorio. Esto, a fin de evitar la breve permanencia del nuevo CEO en sus funciones.
EXPERIENCIA EN LA POSICIÓN
Esta evaluación debe efectuarse en función a la calidad de la experiencia y no en el número de años en cargos similares de los candidatos a CEO. "Se valora el tipo de proyectos que se ha manejado, los logros en compañías pasadas, sus innovaciones en cuanto a productos o servicios, etcétera. Hay altos ejecutivos que en dos años han logrado mejores resultados que otros en 15 años de trabajo", señala Cuba.
Luego de identificar a los mejores perfiles, es importante hacer entrevistas en profundidad para reconocer capacidades y habilidades esenciales para el puesto de CEO. También se deben obtener referencias de anteriores jefes (miembros de directorios), pares en la industria y colegas. A ello, se puede agregar pruebas de competencias, interpretadas por un especialista en evaluación de ejecutivos de alta dirección, apunta el ejecutivo de Cornerstone.
LA DECISIÓN FINAL
En la elección final, con la calidad de candidatos muy pareja, Cuba recomienda considerar:
► Experiencia multicultural, clave para transnacionales o empresasen expansión.
► MBA internacional, además de la calidad del centro de estudios cuenta la experiencia que conlleva hacerlo fuera y lo que implica (esfuerzo, visión, dedicación, etc.).
► Dominio de idiomas, además del imprescindible inglés, hoy son necesarios el chino, portugués, francés y otros.
► Experiencia en empresas multinacionales, es primordial que el candidato haya trabajado en una de las top 5 del sector al que postula.
► El estado de salud debe ser óptimo para posiciones en minería o sectores que requieran su presencia en ámbitos geográficos o climáticos extremos, para evitar cualquier problema futuro.
► El candidato debe tener relaciones y contactos con otrasempresas, clientes, proveedores, funcionarios del gobierno, diplomáticos, autoridades e instituciones diversas.
“Aún existe un paradigma referido a que a los altos ejecutivos no se les puede evaluar. Si realmente queremos estar seguros de que es la persona correcta, hay evaluaciones de competencias, liderazgo, comunicación, inteligencia emocional y personalidad que son importantes tener en cuenta para cruzar información con las referencias y entrevistas”, puntualiza Diego Cubas.